Síguenos
Noticias

Evolución del notariado en México


miércoles 02 de mayo del 2018

Para conocer un poco sobre la historia del Derecho Notarial y del Notario en México, nos tenemos que remontar tiempo atrás en la Época Precolonial en la gran Tenochtitlan no existía como tal un “notario” pero si los “Tlacuilo o tlahcuilo”.

Los Tlacuilo o tlahcuilo eran hombres y mujeres a quienes se les educaba en el Calmécac para obtener un conocimiento de las diversas actividades realizadas, destacando la cultura, costumbres, religión y política, por mencionar algunas.

Dependiendo de la actividad, se podían desempeñar en mercados o templos y todos los registros eran plasmados en papel amate.

Un ejemplo de documento confeccionado por un Tlacuilo lo encontramos en la segunda parte del Códice Mendocino, denominado "Mapa de Tributos". En este documento se anotaban los impuestos o tributos que tenían que pagar los pueblos vencidos y subyugados por los aztecas.

 

Etapa Colonial

Posterior a la conquist a los registros realizados por los Tlacuilos fueron censurados y desacreditadospor los conquistadores.

Con el n de la conquista, los virreyes, gobernadores, alcalde y los cabildos  hicieron uso de la facultadpara designar temporalmente a los "Escribanos" mientras el Rey los raticaba.

Había dos clases de escribanos según las Siete Partidas: los de la corte del rey y los escribanos públicos; en cambio las Leyes de las Indias señalaron tres tipos: los públicos, los reales y los de número.


Independencia de México

Bajo la vigencia de la Constitución de 1824, una vez derrocado el imperio y organizada la Nación en forma de República Federal; se dictaron algunas disposiciones aplicables a los escribanos.

Con el transcurso del tiempo, se fueron dictando nuevas leyes y decretos que poco a poco fueron separando el derecho español del mexicano.

Ya para el siglo XX, la República Mexicana estuvo regulada por la Constitución de 1857, que establecía un sistema de organización federal en donde el Distrito Federal y cada Estado , tenían su propia legislación notarial.

 

México actual

Porrio Díaz promulgó la Ley del Notariado que entró en vigor el 19 de enero de 1902. Esta ley dispuso que el ejercicio de la función notarial fuera de orden público, conferido por el Ejecutivo de la Unión.
(Art. 1o.)

Esta ley estableció que los notarios debían quedar sujetos al gobierno, quien se encargaría de nombrarlo y vigilarlo. También obligaba al notario a redactar por sí mismo las actas notariales o escrituras matrices, asentando en el libro que corresponda del protocolo.

El 20 de enero de 1932 en el Diario Ocial de la Federación se publicó la segunda ley llamada Ley del Notariado para el Distrito y Territorios Federales, siendo Presidente de la República Pascual Ortiz Rubio.

La tercera ley se llamó Ley del Notariado para el Distrito Federal y Territorios, fue publicada en el Diario Ocial de la Federación el 23 de febrero de 1946. Esta ley denía al notario comprendiendo a la persona, ya fuera hombre o mujer, investida de fe pública para hacer constar los actos y hechos jurídicos a los  que los interesados deban o quieran dar autenticidad conforme a las leyes, autorizada para intervenir en la formación de tales actos o hechos jurídicos revistiéndolos de solemnidad y forma legales.