Síguenos
Noticias

Cinco derechos de quienes utilizan los servicios de un notario en Puebla


viernes 12 de enero del 2018

El notario público es un profesional del derecho que en ejercicio de una función de orden público autentica las relaciones o situaciones jurídicas de las personas.

En Puebla, la Ley del Notariado del Estado regula la actividad de los fedatarios en la entidad y la Secretaria General de Gobierno es la encargada de vigilar la función notarial.

Sobre las obligaciones de los notarios con los solicitantes de servicios, la Ley del Notariado del Estado de Puebla señala:

1. Deben ser atendidos con profesionalismo.
2. Se les dotará de información sobre estímulos fiscales y facilidades administrativas aplicables al trámite que solicitan.
3. Tienen derecho a obtener información por parte del notario en cualquier etapa del trámite que realizan ante éste.
4. Deben recibir copia del documento que acredite el ingreso del testimonio Notarial al Registro Público de la Propiedad y ser informados del estado que guarda el trámite registral.
5. Tienen derecho a obtener copia certificada de los documentos con los que se acredite el pago de las contribuciones generadas por la operación celebrada.

Por otro lado, la Ley del Notariado del Estado de Puebla faculta a los notarios para ser auxiliares en la administración de justicia y les permite intervenir como consejeros, mediadores, conciliadores o árbitros. Los acuerdos suscritos ante ellos, deben ser registrados ante el Centro Estatal de Mediación del Poder Judicial del Estado de Puebla, para que tengan efectos de cosa juzgada.

Los notarios públicos también pueden resolver juicios sucesorios intestamentarios. Estos ocurren cuando una persona fallece sin haber dejado testamento. Con la finalidad de facilitar a los ciudadanos este tipo de asuntos, los notarios pueden conocer de dichos procedimientos siempre que no exista controversia entre las partes, y que todos los herederos sean mayores de edad o siendo menores estén emancipados con tutor.

La Ley del Notariado también regula los honorarios de los notarios y establece un calendario para que brinden el servicio notarial en juntas auxiliares y zonas marginadas. Asimismo, la ley prevé que los notarios satisfagan demandas de interés social, cuando el Estado se los requiera.